EL GOBIERNO ABROGA EL CSP POR LA FUERZA DE LA LUCHA ENCABEZADA POR LA COB


CORRESPONDE IR A LA OFENSIVA Y NO REPLEGARSE.
FORTALECER LA COB Y APLASTAR AL CONALCAM.
CONTRA LA DERECHA Y EL MAS:
CONSTRUIR LA ALTERNATIVA OBRERA A LA CABEZA DE LA CENTRAL.
Si el gobierno ha solicitado a la Asamblea Legislativa abrogar el nuevo Código del Sistema Penal es por la tremenda magnitud que cobró la movilización de masas con la Central Obrera Boliviana a la cabeza. Es falso que Evo Morales le tema a la derecha como da a entender en su discurso; todo lo contrario, la derecha le da gobernabilidad pues, junto al MAS, aprobó el CSP. En verdad le teme a la reorganización del movimiento obrero y a que éste pueda centralizar la lucha de los diversos sectores, incluida la clase media, llevándolas hacia las filas del proletariado, como ha venido haciendo en los hechos dirigiendo el CONADE.
¿QUIÉN LLEVA LA BATUTA?
El anuncio de abrogación es una medida defensiva del MAS que tiene el objetivo de desmovilizar y tener un respiro para luego recobrar fuerzas y arremeter contra las organizaciones movilizadas, principalmente contra la COB. Se enmarca en la línea de colocar a toda costa a los dirigentes del CONALCAM como cabezas del ente matriz en el próximo Congreso. Pero recalcamos, es una acción defensiva.
La iniciativa y ofensiva la tiene el movimiento de masas, la COB. Después de haber recibido duros golpes como el cierre de Enatex, ahora el organismo de los trabajadores le asesta uno al gobierno en donde más le duele, en la ley que le permitía imponer un régimen más duro, bonapartista, que criminalizaba el trabajo, la protesta social y protegía al burócrata sirviente de las transnacionales.
NO CEDER ESPACIOS, LA COB DEBE CONSTRUIR LA ALTERNATIVA AL MAS Y LA DERECHA
En este sentido, si la COB repliega sus fuerzas, le daría en la yema del gusto a la táctica del gobierno, y, peor aún, le otorgaría en bandeja de plata los créditos de la lucha a la oposición derechista que quiere apoderarse de lo logrado por la movilización de los trabajadores para desviarla a su salida oligárquica y pro imperialista.
Por ello, lo que corresponde es ir a la ofensiva, preparar la alternativa obrera a la cabeza de la COB, reactivar el Instrumento Político de los Trabajadores. Para esto, en lo inmediato, es necesario continuar con la lucha por la abrogación hasta verla en resoluciones definitivas del legislativo. Conjuntamente, impulsar el acto de desagravio en favor de la COB contra la CONALCAM y la injerencia del gobierno, enmarcado en fortalecer al ente matriz construyendo un bloque de independencia de clase que derrote al MAS en el próximo Congreso. Esto va de la mano con tomar al toro por las astas, realzar conscientemente a la COB como alternativa frente al MAS y la oposición derechista, pues en los hechos es el germen de poder dual de las masas contra la burguesía ya que es capaz de absorber tras de sí a las organizaciones obreras, populares, campesinas y a los sectores más progresivos de las coordinadoras y comités que van surgiendo en la lucha, tamizando a elementos reaccionarios. Esto significa que hay que desplazar de la plaza San Francisco a todos los Mesas, Dorias , Revillas y neoliberal que venga para que la protesta por el 21 F sea de los trabajadores en favor de la construcción de la alternativa obrera plasmada en la COB.
Sólo de esta manera se derrotará a las 2 variantes burguesas de gobierno. Así, el No a la Reelección cobrará el contenido de independencia de clase que necesita el pueblo trabajador. Esta alternativa obrera, al surgir de la central, podrá realzar como base programática la Tesis de Pulacayo y retomar la agenda de octubre de 2003, lo que significa realizar la verdadera nacionalización de los recursos naturales para su consecutiva industrialización, la expulsión de las transnacionales y oligarquía, otorgar tierra para los campesinos acompañado de la defensa consecuente de territorios y derechos indígenas, entre otras reivindicaciones, por un gobierno verdaderamente obrero, campesino, originario y popular.
La Paz, 22 de enero de 2018