1º DE MAYO OBRERO E INTERNACIONALISTA


RECUPEREMOS LA INDEPENDENCIA DE CLASE

¡FUERA EL MAS AGENTE DE LA BURGUESÍA EN LA COB Y TODOS LOS SINDICATOS!

¡ABAJO LA DERECHA!

POR NUEVAS DIRECCIONES CLASISTAS Y DE COMBATE

 CONSTRUYAMOS LA ORGANIZACIÓN REVOLUCIONARIA MUNDIAL

MARCO INTERNACIONAL

Desde el MST JS saludamos y alentamos la lucha de trabajadores en el mundo. Gracias a la respuesta heroica de los explotados y oprimidos claramente vivimos un ascenso revolucionario internacional. Así lo demuestran las movilizaciones de las masas en Venezuela, Argentina, Nicaragua, Haití, por mencionar a los que están a la vanguardia. En Europa retumban las calles con la protesta de la clase trabajadora que da lecciones de combate contra la explotación; el epicentro es Francia con el movimiento de Chalecos Amarillos que se expande por el viejo continente poniendo en jaque a los gobiernos imperialistas. En oriente medio, a pesar de los ataques militares de la burguesía (Putin y Trump), las masas se levantan heroicamente y generan nuevos centros de la revolución árabe, nos solidarizamos con la lucha del pueblo trabajador de Sudán y la resistencia del pueblo palestino.

VENEZUELA

NI MADURO NI GUAIDÓ, POR UNA SALIDA DE INDEPENDENCIA DE CLASE.

La lucha de las masas venezolanas viene siendo atacada por dos expresiones burguesas, Maduro y Guaidó. El primero tiene el poder efectivo, controla el ejército y ya ha asesinado a cientos de movilizados. El Segundo se aprovecha del descontento de las masas para crecer como figura de oposición; es un títere de Donald Trump que en el discurso ha agitado una política golpista a todas luces, pero en la práctica ha demostrado que no tiene la fuerza para hacerla realidad. Este 30 de abril usó las manifestaciones de protesta y a un puñado reducido de militares para causar una propaganda sensacionalista de golpe de Estado, que fue en realidad más una manifestación popular que golpe. Con esto distrajo la atención y liberó de su detención domiciliaria al ultra derechista Leopoldo López (que ahora está refugiado en la embajada de Chile). De inmediato, la cúpula militar cerró filas a favor de Maduro. Los movilizados tienen más de 60 heridos por la represión. Con esto, Guaidó demuestra que su política central es la de desmoralizar a las fuerzas revolucionarias desgastando su potencial.

Repudiamos la maniobra reaccionaria de Guaidó que atenta contra la movilización de masas. Pero también repudiamos a Maduro y su política que usa el discurso de Golpe de Estado para mantener su dictadura en el poder. En verdad, este último a lo que más teme es a la insurrección obrera y popular. Defendemos la línea de que los trabajadores deben luchar por su propio gobierno. Ni Maduro, ni Guaidó. Recuperar a la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, que ahora está de furgón de cola de Guaidó, para la lucha con independencia de clase.

ATAQUES DE LA BURGUESÍA Y LA RESPUESTA DE LAS MASAS

La crisis económica hace que los ataques a la clase trabajadora sean cada vez más fuertes. Uno de los aspectos de esta crisis es la burbuja financiera, que se traduce, en parte, en el incremento exorbitante de la deuda externa de los Estados. Quienes se benefician de esto son los representantes del gran capital financiero. La deuda en realidad no es más que una forma de estrangular a los países para seguir saqueando sus recursos y cargar la crisis en las espaldas de los trabajadores y pueblo pobre, mientras que las transnacionales y la oligarquía se quedan con cuantiosas ganancias, e incluso, los gobiernos les subvencionan, por ejemplo, la exploración de petróleo con dinero que generan los trabajadores.

A pesar de los ataques, lo que caracteriza a la situación internacional es la respuesta de las bases. La burguesía constantemente atacará a las masas explotadas para salir de la crisis y mantener su poder, pero la diferencia entre un proceso reaccionario y uno revolucionario está en la respuesta de los explotados: o aceptan con la cabeza abajo el ataque, o no aceptan y se levantan en acción directa. El proceso actual es claramente el segundo, de ascenso revolucionario.

Esta lucha mundial quiere ser minimizada, opacada y derrotada por la burguesía y sus agentes reformistas que actúan dentro del movimiento de masas. Con la cantaleta de que en el mundo se vive un proceso de derechización, partidos que se dicen socialistas, la burocracia sindical y los gobiernos nacionalistas burgueses, denigran el potencial del ascenso y llevan a las masas al fracaso, a salidas constitucionales y electoralistas que no hacen más que defender los pilares del sistema capitalista.

Para poder llevar a la victoria el ascenso es necesario recuperar la independencia de clase, es decir, llevar una lucha sin conciliación con la burguesía. Para ello, es necesario construir, al mismo tiempo, el partido revolucionario mundial de las y los trabajadores, por el poder de nuestra clase, por una auténtica revolución socialista internacional. Es en este camino que ponemos nuestro granito de arena, como MST – JS, en la construcción de esta alternativa e invitamos a los compañeros/as a luchar juntos en nuestra organización.

NACIONAL

En el país, la crisis económica se viene maquillando con datos falseados del INE y se la encubre artificialmente con el incremento de la deuda externa que, de acuerdo a los datos oficiales ya supera los 10 mil millones de dólares. La clase trabajadora será obligada a pagarla. El crecimiento del Producto Interno Bruto fue artificial, pura propaganda, pues no compensa el incremento de la deuda, por lo que se mantiene el déficit fiscal por quinto año consecutivo que profundizará la crisis económica en el transcurso del año. Estas maniobras de patear la crisis para adelante y maquillarla, se enmarcan muy bien en el juego electoral de Evo Morales, pero, por más que falsee los datos, ya se empiezan a sentir los nuevos golpes económicos contra el pueblo trabajador.

El gobierno ha anunciado un mísero incremento al salario mínimo del 3%, y un irrisorio 4% al haber básico, al mismo tiempo que la oligarquía financiera no deja de acumular ingentes riquezas con la protección del gobierno. Para el 2014 (*), ya se comprobó que el 20% de la población más rica en Bolivia poseía el 52% de la renta nacional, mientras que el 20% de la población más pobre apenas el ¡3%!, tendencia a la desigualdad que se está profundizando. Mientras el poder adquisitivo disminuye, el Ministro de Finanzas, Arce Catacora, declara a los medios que 100 bolivianos alcanza para cubrir tres días de canasta familiar, y en su cálculo niega la compra de pan, carne, leche, frutas, vestimenta, servicios de agua, luz, y cosas elementales para vivir, una burla para la economía popular. Esa postura no ha sido un error del ministro, sino, una propaganda consciente para preparar a la población a soportar un ajuste económico mayor contra los bolsillos de la clase trabajadora.

En medio de esto, el oficialismo pretende implementar la jubilación obligatoria, que no será otra cosa que una ola mayor de despidos. El desempleo crece. La clase obrera ha recibido duros golpes con el cierre de empresas estatales. El gerente de la Empresa Minera de Huanuni ya anunció su intención, que es la intención del gobierno, de despedir a 500 trabajadores mineros en esta gestión. En momentos en que existe un movimiento de desempleados que buscan trabajo en la mina, el gobierno responde con una línea de derecha bonapartista, militariza Huanuni para reprimir a los movilizados con el beneplácito de la dirigencia sindical vendida (Frente ORO).

La persecución política a los dirigentes y sectores que no son afín al gobierno son el pan de cada día, basta con mencionar la brutal intervención policial armada que sostiene el Gobierno contra los compañeros de la Asunta y ADEPCOCA, so pretexto de la erradicación de coca excedentaria, seguida de la detención del compañero Franklin Gutiérrez (ex secretario ejecutivo de ese sector) por más de 8 meses, sin justificación alguna.

Con esta dureza trata el gobierno a los de abajo. En contraste, la burguesía, las transnacionales y la oligarquía están cómodas con su gestión que les garantiza cuantiosas ganancias. Por ello, no es casual que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, organismos principales del imperialismo, le feliciten por su política económica. El gobierno se esmera por la aceptación de la clase dominante. En ese marco, viajó a Dubai para reunirse con los representantes de los monopolios a ofrecerles los recursos naturales de Bolivia. Sin duda, este es un gobierno de la patronal, no de los trabajadores.

POR LA INDEPENDENCIA DE CLASE Y UNA DIRECCIÓN REVOLUCIONARIA

El problema es que existe una burocracia sindical con una política traidora que viste a Evo Morales como si fuera un gobierno de los trabajadores. Esta dirigencia corrupta impide la formación de una verdadera alternativa obrera, popular y campesina. Ésta, a la cabeza de Guarachi, ha convocado a marchar este 1 de mayo al lado de Evo Morales. Peor aún, como es a la vez un año electoral, so pretexto de no desestabilizar un “gobierno de trabajadores”, ha declarado el silencio sindical, es decir, ha prohibido el derecho a la protesta de los trabajadores justo cuando el gobierno militariza la mina, justo cuando el gobierno lanza la política de despidos masivos, entre otras medidas anti obreras.

Como decimos para la situación internacional, es necesario liberar a nuestra clase de la burocracia traidora para dejar de conciliar con la burguesía.  En nuestro país esto se traduce en la consigna: ¡Fuera Guarachi de la COB! ¡Fuera Orlando Gutiérrez de la FSTMB! ¡Fuera el frente ORO del Sindicato Minero de Huanuni! En síntesis, ¡Fuera la burocracia traidora de todos los sindicatos!

Esta lucha no debe ser para poner a otro burócrata en la dirección, sino para recuperar la independencia de clase, cuestión central para preparar una lucha honesta sin conciliaciones traidoras con la patronal, y construir una alternativa de los de abajo hacia un gobierno auténticamente obrero, popular, campesino y originario. Desde la base los trabajadores es urgente luchar por ampliados democráticos de emergencia para ajustar cuentas con los traidores y la inmediata convocatoria a un Congreso Extraordinario, con representación de bases, donde se reoriente la línea política de los trabajadores y se rompa con el oficialismo.

En las elecciones de este año, solo existen candidatos de la burguesía, incluido su sirviente Evo Morales. Las y los trabajadores no tenemos candidatos. Las reivindicaciones de nuestra clase se garantizarán con la lucha independiente. Llamamos a repudiar estas elecciones que no resolverán nada.

Es necesario retomar la revolución inconclusa de octubre de 2003, por la verdadera nacionalización de los recursos naturales, expulsión real de las transnacionales, eliminación real del latifundio, por la verdadera democracia obrera que es la democracia de todos los trabajadores y no de un puñado de oligarcas y proimperialistas.

En esta línea enmarcamos la lucha del MST JS e invitamos fraternalmente a las bases a sumarse a nuestra organización.

La Paz, 30 de abril de 2019