¡ABAJO EL TARIFAZO Y LOS ATAQUES DEL GOBIERNO CONTRA EL PUEBLO TRABAJADOR!


¡ABAJO EL TARIFAZO DEL SERVICIO DE ENERGÍA ELÉCTRICA!

¡NO A LA PENALIZACIÓN DE LA PROTESTA!

POR UNA SEGURIDAD SOCIAL DIGNA: FUERA LAS MANOS CORRUPTAS DEL GOBIERNO MASISTA

¡AUMENTO DE PRESUPUESTO PARA OBTENER SALUD PÚBLICA DE CALIDAD!

¡DERROTAR LA POLÍTICA ANTI OBRERA DE EVO MORALES!

Los trabajadores organizados en torno a la Central Obrera Boliviana han definido rechazar los ataques del gobierno respecto al ajuste tarifario del servicio de energía eléctrica así como la penalización de la protesta de los trabajadores en salud promovida por el Defensor del Pueblo y contra las políticas oficialistas de desmantelamiento de la seguridad social que autorizan la Libre afiliación e intervención gubernamental sobre los aportes de trabajadores.

Los ataques del gobierno se dan en el marco de una crisis económica que ya ha golpeado a Bolivia. La política del gobierno se enfoca en cobrar a los trabajadores los efectos negativos de la crisis y garantizar estabilidad a los grandes empresarios. El alza del costo de vida y, ahora, el nuevo tarifazo de la energía eléctrica saquean los bolsillos del pueblo mientras que a las transnacionales y oligarquía siguen llevándose las riquezas. El propio gobierno no deja de propagandizar que en su Gestión aquellas han cuadruplicado sus ganancias.

En ese marco, se ataca también a la ya deteriorada salud pública. En lugar de asumir su responsabilidad, el Gobierno culpa a los médicos de la situación, pero lo hace porque se atrevieron a protestar. No existe un plan oficialista de superar la crisis de salud, sino un plan de aumentar la explotación a los trabajadores en salud, como a todos los sectores del país, en medio de pésimas condiciones técnicas. La realidad muestra que los equipos de los hospitales públicos son obsoletos. Basta con ver el ejemplo del Hospital General de Clínicas que apenas funciona con artefactos adquiridos hace más de 90 años. En lugar de incorporar un presupuesto digno para mejorar la atención en salud, la política de Evo Morales es penalizar la protesta del sector. Burlándose de la situación, el presidente viaja al exterior para que lo atiendan médicos cubanos. Lo propio hace el ex ministro de Economía, Luis Arce Catacora, que acaba de viajar al Brasil velando por su salud personal, mientras el pueblo tiene que arreglárselas con el deteriorado servicio de salud pública del país.

Estas medidas no son de un gobierno del pueblo como el MAS autoproclama ser, sino, son propias de un gobierno anti obrero y neoliberal. Los trabajadores debemos derrotar esta política. Apoyamos el Paro de la COB y las marchas correspondientes que se dan contra los últimos ataques gubernamentales. Asimismo diferenciamos la lucha de la base de las pretensiones de la dirigencia. La dirección de la COB pierde el sueño buscando consensuar con el Gobierno. Su línea central es el consenso con Evo Morales. Esta orientación es incorrecta pues no se puede llegar a resolver las reivindicaciones pactando con los verdugos de los trabajadores. Es necesario recuperar la independencia de clase y eso significa construir una salida de gobierno de los trabajadores. La COB está llamada a cumplir con esta tarea. Hay que romper de hecho con el MAS. Necesitamos una dirección que reorganice el Instrumento Político de los Trabajadores en torno a la COB. Pero, al adoptar medidas opuestas a generar una propia alternativa, es necesario reorganizar la orientación política de conjunto de la COB, para lo que es propicio un Congreso Extraordinario del Ente Matriz.

La Paz, 12 de julio de 2017