POR UNA COB AL SERVICIO DE LOS TRABAJADORES: DESCONOCER A LA DIRECCIÓN MASISTA


El Congreso Paralelo de la COB impuesto en febrero por la burocracia pro gubernamental, se realizó violando las resoluciones de dos Ampliados Nacionales, el de Potosí y el de Cochabamba, los cuales enarbolaron la independencia sindical para organizar un solo Congreso en Abril; el último Ampliado determinó rechazar el paralelismo que impulsó el gobierno y desconocer a la Comisión de Poderes dirigida por burócratas de CONALCAM. A pesar de todo, la decisión de las bases fue pisoteada. Este hecho es suficiente para desconocer todas las determinaciones y al Comité Ejecutivo designado en el nefasto Congreso.

Los burócratas que asaltaron a la COB justifican sus actos con el falso antiimperialismo oficialista. Desde luego, este discurso se les cae cada vez que el gobierno firma nuevos contratos con las transnacionales, la política de saqueo de recursos del país continúa expresando las cordiales relaciones del Estado con el imperialismo.

Es inadmisible que la COB sea el apéndice del gobierno. Las políticas neoliberales mantienen la inestabilidad laboral. Se ha cerrado ECOBOL dejando centenares de trabajadores sin empleo y la dirigencia de la COB solo justifica al gobierno, en lugar de velar por los derechos de los trabajadores. Las bases están desprotegidas.

Lamentablemente, el Congreso legítimo de bases que debía realizarse en abril, sufrió un golpe ante la deserción del ex dirigente Guido Mitma, quien, a última hora, avaló la maniobra gubernamental del Congreso Paralelo, retirándose del cargo. En lugar de organizar el bloque obrero independiente que surgía en los Ampliados Nacionales, y en lugar de acompasar la movilización con la lucha jurídica para desconocer legalmente las maniobras del gobierno, propuestas que nuestra organización impulsó y debatió en el seno de la COB y con su dirección saliente, el ex dirigente prefirió cruzar los brazos, se quedó en la inoperancia centrista y, como sucede con todo aquel que se queda en el centro, fue aplastado, expulsado del sindicalismo por los masistas.

Ante tantas burdas maniobras y capitulaciones de los dirigentes, es apremiante desconocer a esa dirección masista en la COB. La Central Obrera Departamental de Chuquisaca ya se pronunció a favor del desconocimiento. Es necesario que se sumen la COD La Paz (dirigida por Carlos Calla), Cochabamba, Potosí, Pando, y sindicatos que defiendan la independencia de clase para proceder a organizar un nuevo congreso de la COB en donde se pueda elegir una nueva dirección, clasista y de combate.

La Paz, 03 de marzo de 2018