REPUDIAMOS EL ASESINATO DE MARIELLE FRANCO, LUCHADORA QUE COMBATIÓ LA MILITARIZACIÓN DE RIO DE JANEIRO


Al grito de “mujer guerrera que murió por el pueblo”, cientos de personas reunidas en las puertas del cementerio de Cajú en Rio de Janeiro, Brasil, dieron este jueves el último adiós a Marielle franco, la reconocida luchadora socialista que se atrevió a desafiar al sistema capitalista de su país combatiendo la opresión de la mujer, la discriminación racial y la arremetida policiaco militar del gobierno de Michel Temer. ¿Quién la asesinó? Los militares y el gobierno se encogen de hombros ante esta pregunta.
Pero, hace más de un mes, en febrero, el gobierno impuso un régimen militar en Río de Janeiro con el argumento de prevenir la “ola de violencia delincuencial” desplegando al ejército por las calles y avenidas de la ciudad junto a la fuerza policial de Río, considerada una de las más mortíferas del mundo, y resulta queMariellees asesinada el miércoles 14 de marzo con cuatro balazos en la cabeza y otros disparos que le arrebataron la vida al conductor del auto en el que se trasladaba e hirieron a su acompañante,todo esto… ¡en pleno Centro de la ciudad! y ningún militar vio nada, ningún policía supo nada.
Marielle Franco destacó en la lucha de activistas y militantes revolucionarios contra la militarización de Río de Janeiro, con la denuncia clara de que la medida no busca más que reprimir al pueblo y proteger a los verdaderos delincuentes. Las condiciones de su asesinato indican que no se equivocó. ¿Cómo es posible que los militares hayan dejado pasar tremendo crimen en el corazón de la ciudad que controlan?.
Existe una política del terror cada vez que se impone un régimen militar, provocar el miedo no en los delincuentes, sino en los militantes revolucionarios, para que retrocedan en su lucha.
Un día antes de morir, Franco denunció el asesinato de un joven que murió en condiciones igual de macabras: “Otro homicidio de un joven que puede entrar en la cuenta de la Policía. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia ¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe?”, escribió en las redes sociales.
Lo interesante para los militares y policías es que en lugar de retirarlos de la ciudad, estos actos criminales los fortalecen, pues el gobierno los premia insertando más reclutas de la represión. Mientras que en las filas de los luchadores, contamos con menos compañeras y compañeros, de manera injusta, porque debemos enterrarles en el cementerio con el dolor de nuestro corazón.
Desde el MST JS Bolivia, repudiamos enérgicamente el asesinato de Marielle Franco. El acto criminal contra la activista es muestra de que el control militar no se enfoca en controlar la violencia delincuencial, sino en sembrar el terror contra quienes cuestionen al gobierno, por ello, el gobierno, la policía y los militares son cómplices del asesinato de la valiente luchadora. Para derrotar la política militar que apunta las armas contra el pueblo empobrecido, nos sumamos a la lucha por la expulsión inmediata del ejército en Rio de Janeiro.
Enfocamos al principal responsable de esta situación, Michel Temer. Es su deber presentar a los autores materiales del crimen. El plazo que le dan las organizaciones no debe ser mucho, pues la estrategia gubernamental es la dilación y el desentendimiento. Luchemos por Justicia para Marielle y los caídos en medio de la violencia policíaco militar en Brasil.

La Paz, marzo de 2018
¡Expulsión inmediata del ejército!
¡Juicio y castigo para los asesinos!