!TODOS A LA HUELGA GENERAL INDEFINIDA!


 ¡ABAJO EL MÍSERO 5%!
          ¡AUMENTO SUSTANCIAL DE SALARIOS!

¡ABAJO  LOS PROYECTOS DE CÓDIGO DE TRABAJO Y LEY DEL SERVIDOR PÚBLICO!
¡LEY DE PENSIONES SOLIDARIA!

¡ALTO A LA MASACRE!  ¡SOLUCIÓN A LAS DEMANDAS DE CARANAVI!

A la gran marcha de los trabajadores por el  1” de Mayo y al combativo Paro Nacional  por aumento de salarios acorde con el costo de vida, en rechazo del mísero 5%, el Gobierno de Evo Morales contesta con represión y rotunda negativa. Argumenta que  con este Gobierno se habrían hecho aumentos superiores a los anteriores, en cuatro años más de  40%, que se suman a los bonos para niños y ancianos (bonos irrisorios) El presidente apeló a la “racionalidad y responsabilidad”. Pero lo que no  mencionó es que en estos cuatro años los precios de los productos básicos subieron en promedio el 100%, por ejemplo el pan de 20 a 40 centavos de bolivianos, el aceite  entre 4 a 12 según se trate a granel o envasado,  y así el resto de productos. CEDLA sostiene que en base a las cifras (manipuladas)  del INE el salario mínimo sólo cubre el 39% de lo básico alimentario y el 18% de  una canasta familiar. Grave incluso con cifras oficiales. Pero, para constatar que los mencionados aumentos no compensan el verdadero salto del costo de vida, no sirven las tramposas mediciones del INE, sino la dura realidad de los mercados. Los trabajadores sobrevivimos, en realidad, con salarios de hambre. Por eso un viceministro dijo, traicionándose y sin querer, la verdad: “que se viva con café y marraqueta”.  Esa es la verdad para la mayoría de los bolivianos. 
Mientras tanto la patronal, hace el negocio de su  vida. Las transnacionales se llevan millones por el gas, el petróleo y los minerales. Bastara decir que los banqueros  declaran bonanza económica y la minera que explota San Cristóbal gana mil millones de dólares anuales   sometiendo a sus trabajadores a bajos salarios y depredando el agua de la región sin pago alguno.
De esta manera, siguen viviendo bien las transnacionales y  seguimos viviendo mal los trabajadores. En esto consiste la racionalidad que pide Evo Morales. Una situación insoportable para la clase trabajadora.

AMPLIADO DE LA COB CONVOCA A HUELGA GENERAL

 

Ante la intransigencia del Gobierno y no sólo de algunos de sus ministros,  todos ellos sirvientes de la patronal empezando por la impresentable traidora Ministra de Trabajo, el Ampliado de la COB realizado el pasado jueves, convocó a la Huelga General Indefinida y una Marcha desde Caracollo a realizarse a partir del lunes 10 del presente. El Gobierno por boca del vicepresidente García Linera, condenó la medida, acusando de ser manipulada por algunos dirigentes a favor de la derecha y que tendrían detrás a los EEUU. Una medida, además, que tendría  resultados iguales a los tiempos de la UDP.
Pero ésta es una satanización al burdo estilo de los gobiernos anteriores. Porque ni los trabajadores son derechistas, ni Evo Morales es Siles Suazo, es decir un gobierno débil. Es un Gobierno que tiene el apoyo de la patronal e incluso de casi toda la derecha. Y los trabajadores no piden aún su cabeza sino mínimamente un aumento salarial más digno, acorde con la holgura económica de la que alardea el gobierno. Estamos ante situaciones diferentes. Y las comparaciones sólo tienen sentido si se refieren al hecho  que los trabajadores vivimos, en ambos casos, con salarios de hambre.
¿Por qué el Gobierno sataniza, reprime y  se niega a aumentar salarios? Por la sencilla razón  de que pactó, con la burguesía y los sectores de la derecha, respetar sus propiedades y sus ganancias. Pacto expresado en la Nueva Constitución Política del Estado. A partir de entonces arreciaron los ataques a los trabajadores y el pueblo. Está obligado a hacerlo porque es un Gobierno burgués de orden, antiobrero. Ahora más que antes, el peligro inmediato para los trabajadores no es la derecha, que ha sido derrotada políticamente y reconocida varias de sus demandas centrales por el Gobierno. El peligro es el Gobierno que pasa atacar a la clase obrera en connivencia con la patronal. Basta de engaños.
Siendo así, la clase trabajadora está en la necesidad de luchar por sus reivindicaciones justas, aún cuando por sus dirigencias viene  de apoyar  a un Gobierno que la engaño y escamoteó  la agenda de octubre.
La dirigencia de la CSUTCB está en contra de la huelga porque expresando a un sector importante del campesinado, comparte el programa reformista derechista del Gobierno y representa a un sector social distinto de la clase obrera.

CARANAVI: LA RESPONSABILIDAD ES DEL GOBIERNO
Las mismas razones por las que el Gobierno se ensaña con los trabajadores, hacen que proceda negativamente  con las demandas de Caranavi. Ofreció una Planta de Cítricos y ahora se burla del pueblo que siempre lo apoyó.  El Senador Surco habría ofrecido al Alto Beni trasladar  la propuesta a ese lugar. Entonces propició el enfrentamiento entre ambos pueblos.  Y luego, en vez de dar solución, el Gobierno respondió con represión, satanización (alzamiento armado) y matanza. Hay dos muertos y decenas de heridos y presos.  El problema no ha sido generado por Caranavi sino por el Gobierno que se niega a cumplir sus promesas electorales. La única solución, por lo tanto, es retirar a la policía, indemnizar los daños y muertos, y atender  la demanda justa de Caranavi.

QUE LA DIRIGENCIA DE LA COB GARANTICE  LA HUELGA
Hay entonces un conjunto de reivindicaciones por las que los trabajadores y campesinos se están movilizándo legítimamente en estos momentos. A la negativa, la difamación y la represión  hay que responderle con movilización unitaria para alcanzar las demandas. La dirigencia de la COB después de haber convocado a la Huelga General Indefinida, debe garantizar el éxito de  esta medida. Debemos suponer  que no se trata sólo de un gesto improvisado y amenazador, sino de una medida seria que debe ser garantizada, si no se quiere ahogar y frustrar el despertar de las masas trabajadoras. Cuenta para ello con el rechazo generalizado de los trabajadores al mísero aumento salarial.

¿DE DÓNDE SACAR LA PLATA?
El Gobierno hace ostentación de la situación económica del país. Se nos dice  que hay más de 8 mil millones de dólares de reservas, etc. Pero los trabajadores sabemos que no mejoraron la situación de nuestros bolsillos. No vivimos bien. El gobierno dice que no hay plata para salarios, que hay que invertir.
Creemos que la plata sigue llevándose las transnacionales y los grandes patrones. Si falta es porque no se ajustó realmente a estos sectores. Se les perdonó los saqueos, se les pagó y se les paga por la compra de acciones que pertenecen a Bolivia.
Para tener plata suficiente no hay que comprar, sino nacionalizar sin pago todas las empresas compradas, y ponerlas bajo control de los trbajadores. No pagarles nada a las que se le debe, Linera dice  que mil millones como mínimo a algunas petroleras. Ahí esta la plata.
Pero el Gobierno rechazó y rechaza esta politica. Por eso es necesario retomar la Agenda de Octubre que planteó expulsar a las transnacionales, nacionalizar sin indemnizar,  y expropiar a la oligarquía terrateniente. Agenda burlada por el Gobierno que llevó el proceso revolucionario a la vía muerta de reformas que no satisfacen a las masas trabajadoras. Todo esto  debe ser discutido el XV Congreso de la COB que debe aprobar un Plan de Lucha por las reivindicaciones y elegir una nueva dirección clasista y de combate. Se necesita luchar en la perspectiva de una verdadera salida revolucionaria obrera campesina y socialista a la crisis del país irresuelta por el gobierno actual.
La Paz, 9 de Mayo de 2010