Fuera Áñez y el parlamento masista

Preparar la huelga general y el gobierno de la COB

Juan Jose


Balance de la masiva marcha del 14 de julio y nuestra propuesta política

COB: MÁS QUE UN SINDICATO, UN ÓRGANO DE PODER DUAL

Las bases de trabajadores han impuesto a través de la presión sus reivindicaciones en la Central Obrera Boliviana, las consignas movilizadoras se concentran en luchar por salud y la vida, trabajo y educación. Con este enfoque, la COB realizó la marcha nacional del 14 de julio y centralizó en la lucha a maestros, mineros, fabriles, gremiales, juntas vecinales y campesinos (incluso participaron comités cívicos como el de La Paz), tomaron las calles de la Sede de Gobierno y las bases del magisterio cercaron la Plaza Murillo por varias horas.

Esta centralización de la lucha y capacidad de convocatoria demostró el potencial de la COB como organismo que va más allá de un sindicato, hacia una central pueblo capaz de unificar a todos los sectores explotados y oprimidos constituyéndose en el órgano de poder dual que puede enfrentarse al Estado Burgués y su gobierno de turno.

La marcha surgió a pesar del boicot de la burocracia sindical masista (Huarachi y Gutiérrez) que se la jugaba por extender el silencio sindical para desmovilizar todas las luchas y que buscaba solo difundir la consigna de elecciones a favor del MAS que es la política de la burguesía para tratar de cerrar el ascenso revolucionario boliviano. Las bases les salieron por la izquierda exigiendo movilizarse por salud, trabajo y educación, reivindicaciones que hacen a las condiciones de vida del proletariado, y la marcha salió demostrando una vez más que la COB sigue siendo el instrumento que construyeron los trabajadores bolivianos para la lucha revolucionaria.

Faltaron más sectores que se incorporen a la marcha, y no lo hicieron por culpa de su dirección masista (como el caso de la dirección del sindicato Luz – Fuerza), pero a pesar del boicot, el potencial de centralización se mostró en las calles y es notable por ser la primera marcha de la COB del año. Tras la movilización, las bases de los sindicatos que no salieron, por ejemplo, Luz y Fuerza, potenciaron su exigencia a la dirección masista de luchar por estabilidad laboral y salud. Esto demuestra un paso hacia adelante.

Por las consignas acerca de mejorar las condiciones de vida del pueblo trabajador, la propia base policial comenzó a simpatizar ligeramente con las peticiones en momentos en que sus agentes están muriendo por COVID 19 y el gobierno no les dota de elementos de bioseguridad de calidad. La exigencia de salud fue contundente. La Plaza Murillo contaba con un bajísimo resguardo, que fue superado con creces en número por las bases de la COB. Se podía entrar a la Plaza Murillo. (Esta debilidad obligó a Áñez entregar al día siguiente el seguro de vida de Bs 100 000 a la policía)

LA TRAICIÓN DE LA DIRECCIÓN

Pero la dirección de Huarachi prefirió huir de la marcha sin siquiera realizar un mitín. Al día siguiente, convocó a una conferencia de prensa donde canalizó todas las consignas a la trampa electoral cuando el ampliado de la COB del 8 de julio no votó nada de elecciones.

Esta situación no hizo más que favorecer a los planes electorales de la burguesía para desviar las luchas, objetivo del MAS, Carlos Mesa y los órganos imperialistas. Áñez salió la más beneficiada de esta política, pues las elecciones se plantean para salvar a su gobierno de ser derrocado por una insurrección de las bases de la COB, y le da la oportunidad de presentarse como candidata para seguir siendo presidente. Una política nefasta.

Aquí es necesario diferenciar la capacidad de la COB como organismo de poder dual, de la dirección servil al MAS. A la primera debemos potenciarla y no desecharla, a la segunda debemos embretarla y cambiarla por una clasista y de combate.

LA MARCHA CONSIGUIÓ REIVINDICACIONES

A pesar de las traiciones, la marcha consiguió reivindicaciones. El gobierno tembló ante la consigna de salud y anunció la contratación de más personal en los hospitales y la adquisición de mayores equipos contra la pandemia. En educación, tuvo que agacharse y dictaminar que no se despedirá a ningún trabajador de magisterio, y ante la incapacidad de otorgar internet gratuito y equipos de computación, normó que ningún estudiante de colegio sea reprobado en esta gestión.

También retrocedieron algunas patronales, como el caso de la fábrica INCERCRUZ, donde la lucha de los fabriles logró derrotar los despidos y consiguieron el bono de producción así como el reconocimiento oficial a sus líderes sindicales.

Es decir, la lucha sí consiguió algunas reivindicaciones, no es cierta la campaña del gobierno y de los grupos que denigran a la COB que dicen que no sirvió para nada. A partir de reconocer que la lucha y la COB funcionan a pesar de la dirección traidora, podremos avanzar en la profundización de la movilización.

EL BOICOT DEL POR FAVORECE AL MAS Y ÁÑEZ

El caso del Partido Obrero Revolucionario (POR Lora) es uno de los más ejemplificadores del rechazo al desarrollo del poder dual y la renuncia a la lucha del poder de los trabajadores desde posturas sectarias. Es un partido que dirige el magisterio urbano de La Paz y Sucre. Pero, se han opuesto a que la COB centralice las luchas, y tras la marcha masiva que convocó el 14 de julio, renegaron de la misma saliendo por separado y resaltando su reducida huelga de hambre, contraponiéndola a la movilización de masas. “Maldita la hora en que entró la COB a la lucha del magisterio” vociferaba una de sus emblemáticas dirigentes, Vilma Plata. “La COB no representa al pueblo” añadía. Este es uno de los partidos que sostiene que a la COB hay que combatirla, es decir, destruirla, demostrando incapacidad a la hora de diferenciar organismo (de poder dual) de la dirección traidora.

Su postura sectaria benefició al MAS, pues le dejó el camino libre a la dirección masista de Huarachi al separarse de la COB. Al dirigir los sindicatos del magisterio urbano de La Paz y Sucre, tienen toda la fuerza para influir sobre la COB y disputar la dirección. Por más que no sean mineros, los maestros son una fuerza trascendental capaz de reorientar las políticas dentro de la COB. Sin embargo, al POR no le interesó esto, boicoteó la movilización tildándola de “masista” haciendo causa común con el gobierno de Áñez que usó el mismo argumento contra la marcha. La explicación social se debe a la adaptación de este partido a la institucionalidad burguesa a través de la práctica meramente sindicalista de defender su “cato” antes que avanzar en la centralización de las luchas y el poder de los trabajadores. Finalmente, fueron autoproclamatorios declarando a su huelga de hambre sectorial como la única protesta legítima, denigrando abiertamente a la masiva movilización de las bases del Ente Matriz en las que se incluían decenas de miles de maestros del área rural y urbana.

¡HUELGA GENERAL Y CONGRESO DE LA COB!

Las reivindicaciones de fondo para obtener salud frente al COVID 19, trabajo seguro, salario digno y educación de calidad no están resueltas. Las bases trabajadoras han determinado el Estado de Emergencia de la COB e incorporar en el pliego las peticiones de todos los sectores. Las consignas principales responden a las condiciones de vida del proletariado y pueblo empobrecido, no a objetivos electorales sean del MAS o Carlos Mesa. Esos objetivos son también de la dirección de la COB. Pero, los comicios no resolverán nada más que intentar estabilizar al Estado Burgués en crisis y salvar al gobierno de Áñez de no caer por la acción directa de masas.

Ante las condiciones actuales favorables a la movilización y al desarrollo del poder dual de la COB, se hace urgente preparar el plan de lucha hacia una gran Huelga General por salud, trabajo, salario digno, alimentos y educación. Reivindicaciones que sólo podrán conseguirse con el gobierno de la COB que puede claramente instaurarse tras una Huelga General victoriosa.

Esta se debe preparar a detalle con dirigentes idóneos para el combate. Por ello, el plan de lucha y la huelga con el objetivo de la toma del poder necesitan organizarse de manera urgente en el Congreso de la COB que no puede retrasarse más. Llamamos a los trabajadores a luchar por estas salidas de independencia de clase.

Por la verdadera nacionalización sin indemnización del litio, el gas y todos los recursos naturales así como de la banca y los hospitales privados, el no pago de la fraudulenta deuda externa, la expropiación definitiva del latifundio y expulsión del imperialismo, defensa de los derechos de los pueblos indígenas y de su autodeterminación, tierra para los campesinos, entre otras que hacen al programa revolucionario en Bolivia.

La Paz, 25 de julio de 2020 

image_pdf