EN DEFENSA DEL TIPNIS Y EL DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN DE LAS NACIONES ORIGINARIAS


El gobierno de Evo Morales, en su condición de defensor de los intereses capitalistas, ha impuesto el dos de agosto la ley que destruye la intangibilidad del TIPNIS. Con esto pretende construir la carretera en el corazón de la reserva nacional como parte del plan imperialista IIRSA , que beneficia a la exploración petrolera y conexión del comercio transnacional. Para esto, ha realizado el trabajo sucio de dividir las organizaciones indígenas mediante la prebenda y persecución.

El Movimiento Socialista de los Trabajadores – Juventud Socialista rechaza la política anti indígena del Gobierno, que es una consecuencia de la línea anti obrera y anti popular del mismo, y se suma a los sentimientos de lucha por la defensa del TIPNIS. Al mismo tiempo, hace un llamado a las principales organizaciones de las bases obreras, indígenas y populares, para preparar la lucha. No es posible derrotar el ataque del gobierno de manera aislada, con comités marginales. La tarea de defender el TIPNIS es de carácter nacional, por ende, es tarea de la COB centralizar el combate. A su vez, las universidades que dicen estar al servicio del pueblo deben organizar la defensa para demostrarlo. En La Paz, debe organizarse la Asamblea General de la UMSA con la perspectiva de preparar la lucha, y lo propio a nivel de cada carrera y facultad.

La memoria histórica es central para protegerse del engaño de la propaganda gubernamental actual. Es necesario recordar cómo la lucha de la VIII marcha indígena de hace 6 años logró la victoria, pero quedó estancada por la ausencia de una alternativa obrera, campesina, originaria y socialista de gobierno.
En octubre del 2011, en las páginas del Chasqui Socialista, el luchador internacionalista Pedro Villa explicaba:
“Finalmente tras 65 días de heroica lucha, superando una serie de duros obstáculos como la brutal represión policial, la marcha indígena centralizada por la CIDOB se impuso, torciéndole la mano al Gobierno de Evo Morales. Éste intentó, hasta último momento, burlar la demanda indígena, pero fue inapelablemente derrotado; y se vio obligado, a regañadientes, a modificar la propuesta tramposa de la Asamblea Legislativa Plurinacional, para aceptar la exigencia indígena. De esta manera, a través de una nueva Ley, se sanciona que la proyectada carretera o cualquier otra no atravesarán el TIPNIS; así como se declara intangible este territorio. En esta lucha tuvieron importante participación los originarios del CONAMAQ.”
“Este espectacular triunfo indígena fue posible no sólo por la justeza de la reivindicación: la defensa del TIPNIS y su derecho a consulta previa en tanto propietarios de la zona, sino también a la extraordinaria solidaridad nacional e internacional que concitó esta combativa y sacrificada lucha, calumniada y reprimida. Esta solidaridad nacional que prácticamente aisló y puso contra la pared al Gobierno, fue decisiva en esta victoria. Hay que destacar como acciones cruciales en este sentido la resistencia de San Borja, Rurrenabaque y la multitudinaria recepción de La Paz.”

Sólo la movilización pudo derrotar la política oficialista. Y esa acción directa de masas es la que podrá lograr la victoria frente a este nuevo ataque gubernamental.

Finalmente, Pedro Villa explica la salida para profundizar el triunfo de hace seis años, pues, el movimiento estaría destinado al retroceso por nuevos ataques capitalistas de no prepararse la alternativa consciente de los trabajadores, campesinos y originarios:
“El problema central es la construcción de una dirección obrera revolucionaria con influencia de masas.”
“Se trata de pelear por una verdadera solución obrera, campesina y originaria a la crisis que agobia al pueblo trabajador. Una solución que retome Octubre llevando hasta el fin su Agenda, vale decir, la expulsión de las trasnacionales saqueadoras imperialistas, la expropiación de la oligarquía en todos sus niveles, así como el reconocimiento pleno del derecho a la autodeterminación de las naciones originarias. Sólo realizando estas tareas democráticas y socialistas, será posible la agenda de una verdadera industrialización del país bajo la planificación económica socialista que supone también el uso racional de la naturaleza. Esta es la única vía para salir de la miseria y el atraso, la vía del verdadero Gobierno Obrero, Campesino, Originario y Socialista, en lucha por la revolución socialista latinoamericana y mundial.”

JUVENTUD SOCIALISTA – MST
La Paz, agosto de 2017