Atentado y fraude en las elecciones de Trabajo Social


REPUDIAMOS EL ATENTADO ANTIESTUDIANTIL EN LAS ELECCIONES AL CETS

LA RESPONSABILIDAD ES DE LAS AUTORIDADES

DESCONOCEMOS LAS ELECCIONES FRAUDULENTAS

EXIGIMOS A LAS AUTORIDADES LA PUBLICACIÓN ANTE LA BASE ESTUDIANTIL DE LOS VIDEOS DEL MOMENTO DEL ATENTADO

¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES INTELECTUALES Y MATERIALES!

El día miércoles 27 de abril, mientras el edificio Rene Zavaleta se encontraba resguardado por seguridad privada y policial, en medio del proceso electoral amañado por la clara parcialidad del comité electoral servil a las autoridades, en favor del frente Únete-TS, los estudiantes de base de la Facultad de Ciencias Sociales fuimos víctimas de un atentado delincuencial que se produjo con la gasificación del edificio. Compañeros de nuestra organización fueron gravemente afectados al punto de verse en la necesidad de recibir asistencia médica.

Desde el inicio de la votación, el edificio de la facultad se encontraba lleno de guardias de seguridad privada y policial quienes se encargaron de revisar las matrículas de los estudiantes que ingresaban al recinto electoral (hecho que viola una vez más la autonomía universitaria). Sin embargo, dejaron pasar a los delincuentes, que eran ajenos a la carrera. La base estudiantil presente denunció que los vio remotamente en medio de la gasificación, mientras que, sospechosamente, ningún miembro de la policía se percató de ello ni los detuvo. Aclaremos que las bombas de gas que explotaron en el edificio solamente son manejadas por la policía y el ejército.

La presencia policial y de los guardias de seguridad privada, fue determinada por las autoridades, tanto de dirección de carrera (Valdivia), como decanatura (Sotomayor) a través de su Comité Electoral. Si la policía estaba mandada por las autoridades para “resguardar” el proceso y la seguridad de los estudiantes ¿Cómo es posible que se haya desarrollado un atentado tan grave contra la base estudiantil, que terminó por perjudicar al conjunto de la facultad? Es que la policía y la seguridad privada no estaban ahí para resguardo de los estudiantes, sino más bien para someterlos. Mandados por el comité electoral para reprimir y coartar la participación estudiantil, se dedicaron prácticamentea expulsar a los estudiantes de base de las inmediaciones donde se encontraban las ánforas, mientras dejaron pasar a los delincuentes. Por tanto el atentado es responsabilidad de las autoridades y su comité electoral.

El atentado benefició al frente “ganador” de las autoridades Unete TS

Minutos después de la gasificación, la Decana ordenó la suspensión de toda actividad académica, expresamente y por escrito, mandató que las elecciones  debían continuar, violando la independencia estudiantil, puesto que esta última es decisión que solo compete los estudiantes, no a las autoridades.

En medio del alboroto y los afectados de la gasificación, el Comité Electoral siguiendo las órdenes de decanatura, instaba a la poca base presente a continuar con la votación ¿Cómo continuar con la votación en un edificio gasificado y casi desierto? Con total ausencia de la base estudiantil y la mayoritaria participación del frente UNETE, hecho que se suma a las tantas irregularidades de este viciado proceso.

Con el atentado las autoridades lograron consolidar su injerencia en las elecciones, de ahí en adelante, se fortaleció la presencia reaccionaria de la policía, y las ánforas quedaron completamente en manos de la centro-derecha y su parcializado comité electoral. Como era de esperarse el resultado final dio por “ganador de las elecciones” al frente Únete-TS.

Desconocer las elecciones fraudulentas

En su momento, denunciamos las ahora innumerables transgresiones  que el comité electoral hizo desde el inicio del proceso, violando su propia antidemocrática convocatoria, en favor de Únete-TS y la presencia policial. Consideraron de antemano delincuentes a toda la base estudiantil, ordenando el amedrentamiento policial al punto de violar cualitativamente los derechos estudiantiles y la autonomía universitaria durante todo el proceso.

Por eso, nos retiramos de las elecciones y denunciamos el atropello ante la base para detenerlo. Pero las arbitrariedades continuaron y se urdió un atentado que favoreció al fraude de las autoridades y comité electoral consolidando. El frente “ganador” en medio de un proceso viciado es ilegítimo. No caigamos en la maniobra de las autoridades de  centro derecha. Llamamos a los estudiantes a desconocer las elecciones fraudulentas y a su frente cómplice Únete-TS que también está auspiciado por el dirigente corrupto del ex CECOM Humberto Balderrama, entre otros.

Así mismo denunciamos el silencio del frente IE ante estos acontecimientos, solo avala la violación de los derechos estudiantiles así como el fraude electoral.

Exigir a las autoridades la presentación los videos del Edificio Zabaleta a la base estudiantil.

Este gravísimo hecho, que pretende generar un clima de terror en la base estudiantil y que viola los elementales derechos democráticos no puede quedar impune. Exigimos que las autoridades publiquen ante la base estudiantil las grabaciones de las cámaras de seguridad de todo el edificio para que sea la misma base quien identifique a los responsables materiales e intelectuales y determine el castigo correspondiente.

La ineficiencia policial para resguardar la seguridad de la base estudiantil demuestra lo que sostenemos en nuestro programa: que la única forma de garantizar la seguridad de los estudiantes y de las elecciones, no es con la policía ni seguridad privada al servicio de las autoridades, es mediante la conformación de un cuerpo de seguridad conformada democráticamente por los mismos estudiantes.

La Paz, 28 de abril de 2016