EL RESPONSABLE DEL ASESINATO DEL ESTUDIANTE DE LA UPEA ES EL GOBIERNO


¡FUERA ROMERO!

¡FUERA LA POLICÍA DE LA U!

LA MOVILIZACIÓN ES LA QUE ACABARÁ CON LAS MENTIRAS DEL MAS

Las mentiras del gobierno se derrumban gracias a la protesta de universitarios, activistas, revolucionarios y, principalmente, por la fuerza movilizadora de las bases de la Universidad Pública de El Alto (UPEA). El oficialismo, a muy pesar suyo, tuvo que admitir que un policía asesinó a Jonathan Quispe Vila. Se vino abajo su versión de que al universitario lo mataron sus propios compañeros de lucha. Pero, como actitud propia del populismo demagógico, siguen ocultando la verdad y encubren a los altos mandos gubernamentales, arguyendo que en el crimen se habría roto la cadena de mando.

Afirmación totalmente falsa, que apunta a deslindar al gobierno de toda responsabilidad en el asesinato al estudiante de la UPEA. Cuando es sabido que los efectivos policiales acatan órdenes que no solo vienen del Comandante General de la Policía Nacional, sino, de las altas esferas del Gobierno, de Romero y Evo Morales. Por tanto, la responsabilidad del asesinato del estudiante es del Gobierno, no sólo de quien disparó como sostiene el MAS, al culpabilizar únicamente al  subteniente Cristhian Casanova Condori.

Así, en lugar de disculparse, el gobierno manda un mensaje amenazante con el objetivo de acallar el derecho a la protesta social. Como si fuera un delito marchar por mayor presupuesto para educación, como si Jonathan hubiera merecido la muerte por luchar por mejores condiciones educativas. Mentira tras mentira, en lugar de desmovilizar, lo que el masismo provoca es la masificación de las medidas.

Las Juntas Vecinales del El Alto preparan un paro cívico en apoyo a la UPEA, indignadas por la actitud gubernamental. Estas acciones son las que desenterrarán la verdad para el pueblo.

La movilización y la protesta es la que puede conseguir justicia. El ostracismo de mirar del palco solo favorece y favorecerá a la impunidad del gobierno de turno.

Exigimos que la Central Obrera Boliviana salga a la lucha, sus bases ya se están pronunciando en las calles. Es imperioso expulsar el masismo del órgano matriz de los trabajadores.

Si no se sale a luchar a las calles confiando en las propias fuerzas, en unidad entre estudiantes y trabajadores, la política bonapartista de Evo avanzará cualitativamente, y esto significa el triunfo del método Castro – Madurista aplicado para aplacar las revoluciones populares y proletarias en América Latina, como sucedió en Venezuela, donde se asesinó con escopetas cargadas de canicas a los manifestantes, para encubrir de los asesinatos al gobierno burgués de Maduro.

¡AHORA ES CUANDO SE DEBE DERROTAR EL AVANCE BONAPARTISTA (DICTATORIAL) DEL GOBIERNO DE EVO MORALES!

¡POR LA DESTRUCCIÓN DE LA INSTITUCIÓN POLICIAL CORRUPTA!

¡POR LA EXPULSIÓN DE LA POLICÍA DE LAS UNIVERSIDADES!

¡POR MÁS PRESUPUESTO PARA SALUD Y EDUCACIÓN!

¡RETOMAR OCTUBRE!