¡EXIGIMOS ASAMBLEA REPRESENTATIVA PARA APROBAR Y ORGANIZAR UN PLAN DE LUCHA POR MAYOR PRESUPUESTO!


CONTRA EL AJUSTE ECONÓMICO DEL MAS:

¡NO ACEPTEMOS MIGAJAS QUE SURGEN DE ACUERDOS BUROCRÁTICOS ENTRE AUTORIDADES Y GOBIERNO!

¡LA FISCALIZACIÓN Y EL INCREMENTO DE RECURSOS SON LUCHAS CONJUNTAS!

RECHAZAMOS EL BOICOT DESMOVILIZADOR DE LOS MASISTAS Y PROMASISTAS DE LA U
La marcha del 1 de septiembre, a pesar de los boicots del masismo y la convocatoria burocrática del Consejo Universitario (HCU), se dio masivamente en las calles del centro paceño para dar cuenta de la crisis económica que atraviesa la UMSA y rechazar el recorte de fondos exigiendo mayor presupuesto para educación superior. En la misma se oyeron varias consignas que enarbolaban la inversión en infraestructura y equipos, como se dio en la columna de humanidades; conjuntamente con esto, en la columna de sociales, nuestros compañeros agitaron la necesidad de una verdadera nacionalización y el no pago de la deuda externa para incrementar los recursos, así como la necesidad de unificar la lucha con el pueblo trabajador e indígena; reivindicaciones que superaban de lejos el pliego de las autoridades.

El mismo día, se difundió en los medios (ANF) un preacuerdo realizado burocráticamente entre el Vicerrector Quevedo, representantes de la FUL y el Viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, donde se rifa la lucha a cambio de un 4% de fondos del TGN, que en realidad es menos del 1% del total del presupuesto de la UMSA, y ni siquiera compensa la reducción impuesta por el gobierno y mucho menos resuelve la crisis, preacuerdo que ratificó el Ministro de Economía. Luego, el Rector Albarracín declaró a TV U que no se llegó a ningún acuerdo, mientras afirmaba a Página Siete que busca el consenso con el Gobierno. Esto refleja los zigzags burocráticos del HCU. Exigimos Asamblea Representativa de la UMSA para organizar la lucha con las bases. Rechazamos los acuerdos que las autoridades buscan a espaldas de ellas. La marcha sólo fue un primer paso para golpear la política de ajuste del MAS. El potencial movilizador de la U es mucho mayor, pero, la organización burocrática la limitó. Es urgente la realización de Asambleas Representativas por carreras y facultades para confluir en la Asamblea General de la UMSA y así, de manera informada y con debate democrático, preparar el plan de lucha con las bases.

Por otro lado, las direcciones que se han opuesto a marchar han favorecido al masismo aceptando en los hechos la política reduccionista contra la educación pública. Es el caso del centro de Comunicación Social, “Clic”, que, en lugar de movilizar prefirió realizar farras so pretexto del aniversario de la carrera. El Director de la misma carrera, proveniente del partido promasista PCML, días antes de salir a marchar, lanzó una campaña desmovilizadora so pretexto de estar en contra del aumento salarial de los trabajadores universitarios y docentes, pero, sin dar una salida concreta a la crisis, ni siquiera se dignó a convocar a asamblea para debatir el tema. Su campaña buscó confundir a la base con el objetivo de favorecer al Gobierno al cual su partido apoya. El mismo camino promasista siguió el centro de Trabajo Social, entre otros.
Finalmente, es necesario recalcar que la lucha por mayor presupuesto va unida con la fiscalización de los recursos, tratar de separarlas solo busca desmovilizar. Llamamos a la base a no caer en este juego masista e impulsar con energía la convocatoria a Asambleas Representativas.

La Paz, 28 de agosto de 2017