¡ABAJO EL GASOLINAZO!


!AUMENTO DE SUELDOS Y SALARIOS  DE 100%!

!PARO NACIONAL Y PLAN DE LUCHA!

BRUTAL GASOLINAZO
Entre gallos y media noche el gobierno de Evo Morales  decretó un gasolinazo al estilo del FMI. De un solo plumazo se anuló la subvención a la gasolina y el diesel que beneficiaba a la población trabajadora. Como consecuencia se produce un descomunal tarifazo con el incremento incontrolado de los pasajes que promedia en 100%. Y lo que es peor, también, el incremento en cadena de todos los productos y servicios incidiendo fundamentalmente en los de primera necesidad. Es entonces un paquetazo. De esta manera el costo de vida se eleva mínimamente el doble de lo que existía.
Se tomó esta medida cuando apenas unos días atrás el gobierno se jactaba de favorecer a los trabajadores con las supuestas bondades de la tramposa Ley de Pensiones,  que con  la actual  medida draconiana borra cualquier presunto beneficio. Se trata de un brutal ataque a la clase trabajadora y al pueblo pobre en general. El problema del contrabando que se aduce, ante el cual el gobierno se declara derrotado, no tiene la magnitud que se menciona, porque no se produjo escasez de los combustibles que se importa. Tiene mayor trascendencia el argumento de la necesidad de elevar el precio de venta del petróleo (subir el doble)   para atraer  inversiones en este rubro. Vale decir beneficiar a las petroleras transnacionales.
Pero la crisis de los combustibles, el hecho de que siendo productores de petróleo y gas, se tenga que importar gasolina y diesel, es consecuencia de la falsa nacionalización de los hidrocarburos. El Estado no sólo  no tiene el control total de estos recursos (lo tiene compartido), sino que no ha dado un paso importante en la cacareada industrialización que permitiera contar con los productos que hoy se importa. En este mismo sentido, la inflación importada es producto de la crisis capitalista mundial que se agrava y que incide cada vez agresivamente sobre el país. Incide porque el país no es soberano sino capitalista  semicolonial y dependiente del mercado mundial imperialista. Lo que el gobierno hace al quitar la subvención es descargar el peso de esa crisis sobre las espaldas del  pueblo trabajador.
Pero hay que decir también que el gasolinazo se toma en la fase derechista de este gobierno, cuando mediante la nueva Constitución Política del Estado, se dejan intactas la grandes propiedades oligárquicas y se acuerda mantener a las transnacionales como socias. Vale decir cuando se acaban las reformas tibias y quedan en pie la dominación económico-social oligárquico imperialista y se tiene un Estado capitalista semicoloniall reformado. Es por eso que se ataca a la clase obrera e incluso a sectores del campesinado y de los pueblos originarios. Mientras los grandes empresarios que incluye la banca obtienen ganancias extraordinarias. Es por eso que a diferencia de su primer mandato, el segundo pasa a atacar directamente a la clase obrera y a los trabajadores en general. Un gobierno de orden que custodia la explotación capitalista en esta nueva etapa, a pesar de la demagogia antiimperialista, anticapitalista e incluso socialista.
EL NEFASTO APOYO AL GOBIERNO
La ofensiva contra los trabajadores no sería como se experimenta si las principales direcciones del movimiento obrero y popular no hubieran apoyado incondicionalmente  a este gobierno, so pretexto de que se trataría de un gobierno de los obreros y campesinos. Si la COB hubiera mantenido su independencia de clase y hubiera luchado por las reivindicaciones y vertebrado una salida propia de los trabajadores a la crisis del país, como alternativa a la derecha y al gobierno. El hecho de que haya venido colaborando con el gobierno le ha dado fuerza  y una cierta independencia para luego de acordar con la derecha, atacar a la clase obrera y el pueblo. 
Por eso estas direcciones a la cabeza de la dirección de la COB tienen una responsabilidad  fundamental en las medidas que se toman contra los trabajadores y el pueblo.
DERROTAR ESTA MEDIDA
Ahora de lo que se trata es de revertir esta medida. Los choferes han acordado con el  Gobierno la brutal medida, sólo buscan ahora subir los pasajes. Las bases sanas de la COB debemos luchar por la reposición de los subsidios para los trabajadores y no para los empresarios. De pasar este ataque vendrán otros. Pero entonces hoy como ayer está planteada la lucha por un aumento salarial a la altura del ataque, un incremento salarial de 100%. Y no el miserable incremento que se anuncia basado en  la manipulada inflación del Gobierno.
Para este fin se precisa  acordar como primera medida un Paro Nacional de Combate que debería aprobar el Ampliado de la COB. Y simultáneamente aprobar un Plan de Lucha que contemple la Huelga General Indefinida. Pero ante todo es necesario tomar conciencia de que estamos frente a un Gobierno que ataca y atacará a la clase trabajadora y que por tanto hay que prepararse  para combatirlo. Hay que romper con el apoyo, hay que establecer  la independencia  de clase. Este debe ser el prerequisito para trazar el plan  lucha. Cualquier medida que se tome  creyendo que es “nuestro gobierno o que es culpa de los ministros y no del presidente”, puede conducir a la derrota de cualquier medida. Por eso hay que preparar pacientemente la  lucha. Se trata de pasar del apoyo que desarmó a los trabajadores, al combate que necesita de un rearme político.
Pensamos que el Plan de Lucha debe incluir la convocatoria inmediata al XV Congreso de la COB, que tiene que ser un Congreso democrático, que haga el balance de la nefasta política colaboracionista de la actual dirección, para votar una línea de lucha y una dirección clasista y de combate  en reemplazo de la actual que traicionó a los trabajadores. Los sectores de oposición como los fabriles y maestros de La Paz están en la tarea de coordinar una alternativa que dé el combate dentro y fuera del Congreso para desterrar la dirección burocrática de la COB.
Sólo en estas condiciones se puede pelear con éxito por las reivindicaciones, ahora para revertir el  gasolinazo y un sustancial aumento salarial entre otras demandas, en la vía de lograr la salida obrera campesina y socialista del país que acabe con la crisis de los combustibles  y demás recursos, nacionalizando sin pago los hidrocarburos, la minería, etc. Por un verdadero Gobierno Obrero y Campesino.
La Paz 28 de diciembre de 2010

MOVIMIENTO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES-MST