Tras la victoria cocalera

Libertad a los presos políticos de ADEPCOCA

Juan Jose


¡¡¡Libertad para Freddy Machicado, César Apaza y los luchadores de ADEPCOCA perseguidos por el gobierno!!!

¡¡¡Abajo la persecución política!!!

¡¡¡Repudio a la tortura que la policía aplica a los perseguidos!!!

Después de una impresionante movilización de más de 40 mil productores, los cocaleros de La Paz consiguieron cerrar el mercado paralelo del gobierno. La policía no pudo hacer más que retroceder al verse superada en número y fuerza. El delincuente y dirigente del MAS, Arnold Alanes, huyó como todo un cobarde.

ADEPCOCA se hizo respetar de una manera increíble, se enfrentó al poder estatal con el método de la movilización de masas, las asambleas de bases y formó su propio comité de autodefensa frente a la represión policial.

Consiguieron hacer respetar al sindicato, mantener a raya la política del imperialismo para controlar la producción de hoja de coca que el MAS está aplicando al pie de la letra, y algo más, consiguieron gobernarse en los Yungas, a la vez que los mismos campesinos son quienes se encargan de la producción, comercialización y distribución de la hoja de coca. El gobierno buscó (y busca) por todos los medios asfixiar a estos campesinos, su política de mercado paralelo impuso una dictadura contra ellos imponiendo un dirigente sin bases que principalmente tenía el apoyo del aparato estatal y en especial de la policía.

Por el método, masividad, territorio y autogobierno en el mismo, a la vez de enfrentar al poder estatal burgués, la movilización tiene elementos embrionarios de doble poder, es un gran recordatorio del doble poder en el país. En medio de que los principales sindicatos han perdido su contenido de lucha por estar absorbidos al Estado Burgués, como es el caso de la COB de Huarachi y las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba de Evo Morales, ADEPCOCA ha mantenido su independencia frente al Estado siendo un organismo que responde directamente a las bases cocaleras, principio que le ha permitido repuntar en su carácter de lucha frente al poder oligárquico y gobierno proimperialista.

El tener territorio, capacidad de enfrentar a la policía, y ser un sindicato que no está absorbido al Estado Burgués, lo hace peligroso para la clase dominante. Los administradores del Estado quieren derrotar el ascenso revolucionario boliviano y un punto importante para ese efecto es derrotar a Adepcoca. El MAS busca destruir ese impulso que hace alusión al poder dual, y quiere hacerlo a toda costa.

Una medida defensiva de la policía fue retroceder e infiltrarse en el movimiento cocalero vistiéndose como ellos. El gobierno se fue al terreno jurídico para iniciar la persecución política. La figura que asume su política lo expresó muy bien el ministro de justicia, Iván Lima, al decir que en Bolivia no está admitida la “justicia por mano propia”. En esta declaración el ministro se “dispara” y le da un “disparo” en los pies al MAS, pues, sin decirlo abiertamente, admite que los cocaleros hicieron justicia cerrando el “mercado paralelo”, pero el delito por el que se los persigue es que lo hicieron “por mano propia”. Es interesante, pues para hacer justicia tuvieron que enfrentarse a un delincuente, y ese delincuente era precisamente el gobierno y todos sus poderes estatales como el judicial. Resulta que el delincuente ahora juzgará a las víctimas que “hicieron justicia por mano propia”. Los jueces vendidos al MAS y la policía infiltrada en realidad buscan estabilidad para la burguesía derrotando la gesta de la movilización de masas y los elementos embrionarios de doble poder.

El territorio, la producción, la distribución y comercialización, todo está en juego aún, las leyes buscan asfixiar a ADEPCOCA en el terreno económico y ahora en el político persiguiendo a sus dirigentes. Han apresado a Freddy Machicado y César Apaza, los han torturado, este último tiene cuatro días de impedimento certificado por forense. Van por el Comité de autodefensa. Mantienen presos a otros luchadores cocaleros arrestados en la movilización. Debemos dar toda la solidaridad de clase trabajadora al sindicato.

Los sindicatos como el magisterio urbano, gremiales, han dado el apoyo de clase. La COB debería hacer lo mismo, a las bases de la central les llamamos a unificar fuerzas y movilizarse independiente de la dirección traidora de Huarachi.

 

¡¡¡Todo el apoyo a ADEPCOCA!!!

¡¡¡Fuera las sucias manos del Estado Burgués de los sindicatos!!!

image_pdf